lunes, 24 de septiembre de 2007

Yeison Capera “Chilca” está enfermo.


Hace varios días Chilca se encuentra enfermo sin saberse que padece, el día martes 18 de septiembre le dio más fuerte los dolores en el estomago tanto que lo llevaron al hospital en el carro del papá de Mariana.

En el hospital se aplicaron un calmante pero no dio abasto, Chilca no resistió, se quejaba demasiado y eso fue producto de una remisión a la ciudad de Florencia; los recursos económicos de la familia de Chilca no fueron suficientes para pagar el traslado por ambulancia, entonces niños de la esuela audiovisual fueron de inmediato a pedir colaboración en donde todos aportaron un grano de arroz.

Pasaron dos días y la mama de chilca no se comunicaba de ninguna forma para saber como era su estado; hasta que Alirio en su regreso al Caquetá fue a mirarlos, no escucha mas que lamentos de Chilca, la mama de chilca esta un agotada porque ha estado sola con Chilca en el hospital; probablemente lo trasladan a la ciudad de Neiva por no saber que enfermedad padece.

En la escuela tenemos un buzón donde los clientes miran la sugerencia y colaboran; esperamos que chilca se mejore que lo estamos esperando con los brazos abiertos. No resta mas que rezar por la salud de nuestro gran dibujante.

Jhon Edwin Ortiz – asesoría Nini Johana Ledesma

jhonedwinortizperdomorovis@hotmail.com

Reacciones:

3 comentarios:

Camila Villate dijo...

Cómo sigue Chilca??? espero que puedan mantenernos informados a quienes revisamos constantemente su bolg para saber de ustedes. Quedo preocupada de la salud de nuestro dibujante Chilca!!!!

Clemencia dijo...

Lo mas importante es que se descarte un ataque de apendicitis. Por favor, exijan que le hagan el examen, que no es caro ni dificil y no entiendo por que ahora los medicos deciden de entrada que NO es eso, no hacen el examen y varios casos he conocido donde ese era el problema.

Tomando Conciencia dijo...

Chic@s!

Desde Barcelona estamos todos pendientes y esperamos pronto recibir buenas noticias del estado de salud de uno de los alumnos más granujas de la Escuela Audiovisual.

Beijos desde el otro lado del charco,
El Cataplán.