martes, 12 de noviembre de 2013

Carta de Niny

Comparto esto que escribí cuando iba en un bus rumbo a una vereda donde trabajo. Nunca es tarde para agradecer.

Celebración de premio india Catalina en casa de Stella Carreño
Mucho antes de ser parte de la EAI me la pasaba dibujando el plano de la casa donde viviría con mi esposo y mis dos hijos; quería ser madre de familia y dedicarme de pleno a mi hogar. Mientras tanto mis amigos querían ser soldados, profesores o médicos, y yo, a esa pregunta de “Qué quieres ser cuando seas grande” nunca respondía nada porque me daba un poco de vergüenza si comparaba lo que yo quería ser con lo que querían mis amigos.
Don Alidio Ledesma - el papá de Niny
Un día mientras modificaba aquél plano, mi amigo Edwin se acercó y me preguntó: -Niny, usted quiere ser arquitecta, ¿verdad?. Muy nerviosa y mientras escondía la hoja donde estaba trazando, me quedé pensando la respuesta y luego de unos segundos que parecieron minutos, le respondí que sí (para quitármelo de encima). A lo que mi amigo dijo que no debería darme pena porque los arquitectos eran gente importante y les iba bien.

Niny y las directivas de la escuela audiovisual Amparo Cadavid, Mariana García junto a ellas Dina
Hoy, después de haber convivido con una segunda familia, sostenida por un papá a la cabeza que formula proyectos y les lleva conocimientos y amigos llenos de buena vibra a sus hijos, veo que Edwin no estaba tan equivocado, terminé siendo “la arquitecta” de mi propio proyecto de vida, una arquitecta con un plano en su mano que va necesitando materiales y modificaciones para su construcción, los cuales han sido aportados por mucha gente a la que hoy agradezco.

Niny y los pequeños de la EAI

¡Gracias a todos!


Dedicado a todos ustedes que están ahí pendientes  y hacen parte de esta familia.

Niny Ledesma
nijolego@gmail.com

Reacciones:

0 comentarios: