viernes, 29 de noviembre de 2013

Del cuaderno de Niny

Imagen de la evacuación de militares heridos con al bomba del día  21 de Noviembre - Foto Blasimir

Acabo de llegar a esta pensión donde la única alma que parece estar rondando es la mía, hay tanto silencio que extraño las conversaciones bobas de mis vecinas cuando lavan ropa o toman café.


Hace cinco minutos revisé facebook y me encontré con frases de repudio y tristeza acompañadas de la fotos de un hombre con una gran sonrisa que me es familiar, a mí y a todo Belén de los Andaquíes.  


Este asesinato y la bomba que estalló hace quince días me trae recuerdos que parecía haber dejado en el olvido. Los detalles son tan claros como los que a veces alcanzo a detallar con mi cámara de fotografía. 

No les voy a contar detalles de esa época donde el ejercito, la guerrilla y los paramilitares jugaban al gato y al ratón y terminaban con personas de la población que lo único que intentaban era jugar a vivir. 

Belén de los Andaquíes en su piedemonte - Fotografía Escuela Audiovisual

¿Alguna vez se les dañó el calentador de agua y les tocó bañarse con agua fría muy de madrugada o muy de noche?
Pues bueno, así me siento en estos momentos; anonadada y emparamada de un revuelto de sentimientos. 

Tomo el teléfono y llamo a mi familia; la voz de mis papás y de mi sobrino me hacen sentir acompañada y agradecida con la vida de tenerlos (no a mi lado, pero sí muy cequita de mi corazón en cada momento y cosa que hago). Cuelgo y pienso en la familia de él, en sus hijos y sus nietos. También  en la familia de todos a los que les arrebataron la vida. 

Este cuaderno me ayuda a plasmar lo que está pasando y parte de lo que estoy sintiendo. Reflexiono acerca de esos recuerdos que hoy salieron a flote y me doy cuenta que estamos hechos de eso, de recuerdos, pero deseo con toda ilusión que no sigan siendo de este tipo. 

Mixto en espera en la plaza de mercado en Belén de los Andaquíes - Fotografía Escuela Audiovisual

Niny Johana Ledezma nijolego@gmail.com

Reacciones:

2 comentarios:

cookie dijo...

Niny, tus palabras expresan tan bien lo que siente la gente cuando la guerra le arrebata la vida! Es tan importante sacar todo esto a flote, compartirlo, vivirlo en colectivo, porque en solitario envenena. abrazos! clemencia

Niny Ledesma dijo...

Abrazos enormes Clemencia
Niny,