jueves, 18 de octubre de 2012

Daniel Rocha: Gimnasta de las Emociones

El dia 14 de octubre llegó a Belén de los Andaquíes, el actor de cine y televisión Daniel Rocha, un hombre de carácter fuerte, profesional que venía a darnos el módulo Dirección de Actores, con el proyecto Imaginando Nuestra Imagen, del Ministerio de Cultura. El actor, se presentó, y nos contó sobre su gran experiencia. Todo comenzó con ejercicios de actuación en cámara lenta. Al principio fue muy difícil tratar de comprender lo que él nos decía, porque realmente en la escuela ninguno de los participantes teníamos experiencia en el tema y él nos exigía demasiado. 

En la tarde hicimos un ejercicio de actuación con el guión del Temor Andaquí y algunas escenas inventadas. Siempre nos decía que el cuerpo era muy importante para actuar y nos decía que no hicieramos tanta mímica, pero siempre haciamos mal los ejercicios porque repito, no teniamos experiencia. El nos llamaba mucho la atención porque no haciamos silencio y sufriamos de mucha desconcentración.  Por nuestra poca atención Daniel Rocha, se estresaba e intentaba salirse de las casillas.


Al día siguiente iniciamos con ejercicios para destensionar el cuerpo, cada quien debia representar un animal. Luego hicimos un juego rítmico con las manos y las piernas, pero parecia un aguacero, porque no lograbamos coger bien el ritmo. Al ver que estabamos tan desconcentrados y sin ritmo por la tensión del actor, Daniel decidió juntarnos a todos y amarrarnos con una cinta de papel, para que nosotros lograramos pasar sin dañar la cinta, del Plató hasta la calle, con varios obstaculos en el camino, con tal de que nosotros entendieramos como era el trabajo en grupo y la importancia de comunicarnos. Ya casi estando en la meta, la cinta se rompió, porque Michel Díaz, integrante del proyecto del INI, comenzó a pegarle a los demás y fastidiar como siempre, logró dañar la cinta e hizo que Daniel nos regañara y su tensión aumentó.  Pero es que Michel, aburre a un mico, donde ella esté, está el desorden, estamos a punto de darle el doctorado en Facebook, porque se la pasa pegada al computador y no pone mucho cuidado a los talleres.  A pesar del accidente, Daniel Rocha, con su cara de efusividad, nos recordó que la actuación era concentración, disciplina y trabajo en equipo, confianza en el equipo de trabajo.

El martes, iniciamos a las 5:30 de la tarde, se puso peluda la cosa, porque nos puso a actuar cine mudo. Escogió una noticia del periódico para cada grupo, donde se debía actuar sin palabras y hacer entender al público la noticia. Al comenzar el ejercicio, nos quedo muy dificil actuar cine mudo sin hacer mímica. Así el actor Daniel Rocha, rechazó la mímica en la actuación, aunque reconoció que a pesar de la poca experiencia habiamos avanzado en este proceso. Con cara de felicidad, nosotros dimos un paso adelante, y a pesar de la cara de Daniel Rocha, decidimos demostrarle que aunque sin experiencia, hacemos lo que nos proponemos y hasta no lograrlo no desfallecemos.

Así los integrantes del taller en los grupos de trabajo realizamos una escena de los guiones Temor Andaquí y la espera de Mariana. Donde los actores de los cortometrajes hicieron un ensayo que les ayudo a manejar el escenario para la actuación. Con cinta, identificamos cada uno de los espacios, como la construcción del temor Andaquí, la cama, la cocina, el pasillo, la vaca, el camino, la cruz, la escuela, y arborización. Esto hace parte de la primera escena del guion el Temor Andaquí. Nos habló de la importancia de los objetos, como la fotografìa familiar, en este caso y la importancia de que el actor debe tener con ese objeto, porque no estan ahi solo para estar porque cada uno de ellos tiene un significado para el desarrollo de la historia. De igual manera, se repartió el escenario del cortometraje La espera de Mariana.Mientras haciamos las escenas de cada historia, comenzamos a rotar un papelito donde se expresaba que habian 10 mil pesos recolectados para comprarle una torta a Daniel Rocha y darle la despedida. Cada uno iba anotando el valor que podia dar para completar los 23 mil pesos y comprar una torta y una gaseosa con tal de darle las gracias al famoso actor por enseñarnos algunas cosas de la actuación.

Al finalizar el día, vimos unos ejercicios en el cine poncho, de Buster Keaton, un  famoso actor, guionista y director estadounidense de cine mudo cómico y Daniel nos explicó cómo hacer  cine mudo y lo difícil de actuarlo. Terminando la muestra audiovisual, llegó el profesor Rodrigo Espinosa con una torta y una gaseosa dos litros con una cara de felicidad el profesor entra con la torta al salón de cine poncho cantando la canción de cumpleaños a Daniel Rocha donde el rechazó la canción porque no estaba cumpliendo años, el profesor Rodrigo insinuo que era una broma para el actor donde todos seguimos el desorden, el actor con la cara muy sorprendida dijo que no era su cumpleaños y le echamos crema de la torta en la cara mientras hablaba.   A él no le gustó mucho el chistesito de los belemitas, pero nosotros muy felices le brindamos un pedazo del pastel y el dijo que no comía porque le hacia daño para el estómago, asi todos lo miramos y nos comimos la torta.   Nosotros celebramos por él, repetimos torta porque el pedazo de Daniel alcanzó para todos, realmente asi terminó el taller de dirección de actores con fotografías y felicidad aunque el actor nos rechazó el pastel. 

Al día Miércoles, los que pudimos, vinimos a la Escuela a recibir mas orientaciones sobre la actuación, hicimos un ejercicio donde Daniel nos dio a cada uno una palabra para que actuaramos, cada quien decidia cómo actuarla. A mi me tocó la herencia, a otro la violencia intrafamiliar, entre otros. Así llegó la una de la tarde, y el flaco Uribe, el taxista privado del actor, lo desplazó hasta Florencia para que continuara su vuelo por la vida.
Le agradecemos a Daniel Rocha por compartir su experiencia con nosotros, por darnos el taller y por venir a visitarnos, aunque vino solo a dar el taller, porque no conoció mucho de nuestra experiencia como escuela. Es la primer persona que nos visita y no va al río, a pesar de eso se le quiere gratis, no se le cobra.


Diana Marcela Acosta Vargas
acostavargasd@gmail.com










Reacciones:

0 comentarios: