domingo, 17 de octubre de 2010

Mal momento en Caracol Radio


Después de haber visto la película: “el último maestro del aire”, cumplimos con la cita de ir a Caracol radio, a una supuesta entrevista que teníamos con ellos el viernes a las 11 de la noche para hablar sobre la escuela y las actividades, y aprovechar para contar lo del premio de televisión que nos habíamos ganado el jueves pasado. Cuando llegamos a la estación de Caracol radio, estuvimos mas de una hora esperando a que nos dejaran entrar a la supuesta entrevista con Colombia reportajes, a pesar de que eran más de las doce de la noche, porque nos requisaron hasta los dientes.


Cuando llegamos a los estudios, querían que estuviéramos todo el programa, cuando el programa se terminaba a las cuatro de la mañana. Se llegaron las dos de la mañana y nosotros esperando a que llegara el turno de hablar sobre la escuela, Mariana estaba brava porque solo le preguntaban del conflicto y nosotros ahí con sueño y mas sueño.
Cuando nos tocó hablar, comenzaron a preguntar sobre el conflicto armado del pueblo y el departamento, la cual a mi, el gordo, me pusieron a entrevistar a un desmovilizado del frente 15 de las Farc, las cuales yo hice dos preguntas, las cuales el respondió.
Después de eso, quisimos irnos sin despedirnos, porque me parece injusto que hablen mal de la región de cada uno, cuando allá en Belén de los Andaquíes, los niños no conocemos que es un guerrillero, y no les gusta hablar del tema y la pasamos mucho más tranquilos de lo que la pasamos aquí en Bogotá por tanta inseguridad, allá en Belén no se conoce un ladrón como aquí que a uno le da miedo caminar.


Pasaba y pasaba el tiempo y nada que hablábamos de la escuela, cuando nosotros decidimos mejor irnos, teníamos un radio al lado, y lo sintonizamos y ya estaba hablando Maira y Nini, eran como las tres y media ya de la mañana y ellas estaban en directo con los muchachos de la Universidad Santo Tomas, con Manuel y Andrea y con Indira de la gobernación. Alla estaban como en una fiesta. Como vieron que nosotros estábamos como bravos, dejaron hablar harto a ellas y ellas sacaron la cara por Belén. Nos fuimos a dormir, pero a Mariana en la estación de Caracol Radio, le robaron el cargador del celular de ella; nunca apareció.

Agradecemos a Kelly Palacio que nos llevo en el carro, nos espero y sufrió con nosotros, a Juan Rodriguez que era el guía, a Larry que nos acompañó también y a todos los que nos escucharon o esperaron a que habláramos como Stella Carreño y Carlos Mosquera, la mamá de Maikol que se trasnocho y otro poco de gente.


Chao, nos vemos en una próxima historia contada por el gordo pensando en recuerdos malos desde Bogotá.


Daleiber Cuéllar Hoyos "el gordo"

Reacciones:

2 comentarios:

Andrea González Ospina dijo...

Es muy triste que tengas malos recuerdos de Bogotá... Como bogotana y periodista lamento lo que les sucedió! Pero créeme... desde Bogotá, quienes los conocemos los admiramos profundamente por su trabajo! Abrazos. Andrea González O.

Neyder Salazar dijo...

Chicos es el reflejo de estas grandes empresas periodísticas que sólo le interesa una agenda informativa llena de morbo… son de esas visitas que no agradan mucho, pero permite conocer cómo funciona la parafernalia informativa de la capital, es el mundo periodístico alejado del contexto, mundo que poco le interesa reconocer los procesos sociales que se dan en nuestros territorios... Menos mal existen otros tipos de perioditas y otro periodismo... Muy buen trabajo, felicitaciones